Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2019

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Segundo día de actividades "El Día Grande" (C) -3 octubre 2015-

compartir

Segundo día de actividades "El Día grande" (C) -  3 de octubre de 2015

 

El busto de José Antonio Gasca, para siempre en el Local Social

 

 

 

 

Por Andoni HUEGUN

 

 

José Antonio Gasca fue artífice de múltiples iniciativas sociales en San Sebastián y su pérdida con solo 45 años supuso un mazazo para quienes le admirábamos por su tenacidad y capacidad para liderar proyectos, proponer ideas y adelantarse a los tiempos con una visión vanguardista de los acontecimientos.

 

Cuando decidió crear el Club Askatuak en 1975 -entonces con el nombre de Dicoproga- fue su pasión por el basket la que le llevó a seguir ese camino decepcionado por la senda que tomaba nuestro deporte en el Atlético San Sebastián.

 

Acompañado de Iñaki Almandoz, Fran Otxoa, Txuma Zumalde y algún amigo más, se empeñaron todos en una aventura hermosa que hoy está más viva que nunca en el momento que festejamos cuatro décadas. 

 

Un grupo fantástico de jugadores, con Shegun Azpiazu a la cabeza, pusieron desde el primer año los mimbres para que se asentara la estructura deportiva al obrar el milagro de situarse a las primeras de cambio en la máxima categoría, y conseguir los dos años siguientes meterse incluso en competiciones continentales -en la Copa Korac-. 

 

Siempre de la mano de Josean Gasca que para entonces ya había fundado el Atlético a comienzos de los 60's, y más tarde el Askatu en los 70's; un mago que vislumbraba cómo crear la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y que veía el futuro del basket con una Euroliga, e incluso aventuraba que los equipos europeos participarían un día en la NBA desde un grupo que se crearía en Europa -al tiempo, que llegará-.

 

Gasca era un soñador con los pies en tierra que competía con los todopoderosos Raimundo Saporta y Ernesto Segura de Luna por la presidencia de la Federación Española de Baloncesto, lo cual no le impedía seguir entrenando -su principal ilusión-, además de convertirse en un empresario competente como no podía ser otra manera.

 

Un fenómeno, agitador de las estructuras trasnochadas de la época, que metía marcha y una velocidad a sus ideas ante las que los 'prohombres' de la época sentían vértigo al no ser capaces de seguirle su ritmo.

 

Ese era el Gasca que fascinaba y, por eso, se le recuerda con orgullo en Askatuak.

 

De ahí que hayamos querido rendirle el homenaje que merecía, en el pabellón que lleva su nombre y en el Local Social del Club -gracias Odón Elorza-, en presencia de Marisol Zubillaga, Borja Gasca y de todos los que valoramos su obra e inmensa figura.

 

¡Larga vida a Josean Gasca!  

 

 

 

* Nuestro agradecimiento a Asier Almandoz (diseñador y creador) y a

   Luis Beitia (escultor - fundidor) por la gran calidad de su magnífica obra.